Complejo para el tratamiento con haz de electrones de productos poliméricos
Especificaciones técnicas del aparato para el tratamiento de los polímeros
con electrones acelerados:
Aparato está diseñado para la reticulación de los polímeros.
Dimensiones del aparato: 12m x 4m x 6m.
Peso del aparato: 200 toneladas.
Potencia del aparato: 250 kWt.
Tratamiento de los polímeros con electrones acelerados:
1
Tubería de agua y acoplamientos.
2
Tubería termocontraíble y acoplamientos.
3
Cables.
4
Capas.
Rendimiento del aparato: el volumen de los productos tratados depende del material
y la dosis radioactiva necesaria.
Esquema de la estructura del aparato para el tratamiento de los polímeros con electrones acelerados.
Ejemplo de uso del aparato en producción.
Reticulación de los tubos de polietileno y acoplamientos
El aparato está diseñado para la reticulación de los tubos de polietileno y acoplamientos mediante radiación. Este sistema cuenta con un equipamiento único que permite reticular los polímeros en todo el diámetro de tubo. Gracias a tal tecnología se asegura la uniformidad de la dosis y como consecuencia la uniformidad del material reticulado.

El rendimiento del aparato depende de los productos a tratar.
El diámetro de la tubería a enrollar puede alcanzar 250 mm y el espesor de pared
del material puede alcanzar 25 mm.

A pesar de que todas las especificaciones técnicas y las características de explotación de tubería polimérica son comunes, ciertos tipos de la tubería (PE, PP, PVC, PEX y de metal plástico) tienen sus peculiaridades. Un tubo de metal plástico es una estructura de cinco capas, compuesta de tres capas principales y dos capas de cohesión. La capa interior de la tubería se fabrica del polietileno reticulado. La superficie se cubre con una capa de pegamento especial que junta el polietileno y el aluminio. La capa de aluminio está hecha de una hoja especial de 0,4 mm de espesor con una unión soldada a tope en todo su largo. La soldadura del aluminio a tope permite tener una tubería con sección circular perfecta. La superficie del aluminio se cubre con otra capa del pegamento especial que junta el aluminio y la capa superior del plástico PE-Xc. Toda la tubería queda reticulada por haz de electrones tanto de su capa interior como la exterior. En general existen tres formas de reticular el polietileno: mediante el peróxido (PE-Xa), mediante el silón (PE-Xb) y un método físico, por haz de electrones (PE-Xc). Con eso para alcanzar la misma calidad el porcentaje de la reticulación por peróxido ha de alcanzar el 70%, el por silón, el 65% y la reticulación por haz de electrones, el 60%.

La reticulación del polietileno consiste en la formación de los enlaces transversales y longitudinales entre las moléculas del polímero debido al bombardeo intenso por haz de electrones. En caso de la reticulación física la tubería de polietileno se somete a la radiación por rayos X duros. Este procedimiento se caracteriza por un alto rendimiento, su velocidad es de 80 m/min. El polietileno obtenido por reticulación física se marca como PEC-C.

La producción de tubería con este método se lleva a cabo en dos etapas independientes: producción de tuberías en las líneas de elaboración de tuberías comunes y el tratamiento posterior con la alta energía, en su mayoría, en los aceleradores de electrones. Para alcanzar la reticulación de tubería uniforme, tanto en su espesor como en su perímetro, el acelerador ha de disponer de las especiales exploraciones de haz de electrones. Para los tubos con el espesor de pared de 10 mm se usan los aceleradores con energía de 3 MeV, para los de 15 mm, 5 MeV con la potencia entre 50-100 kWt.
Características mejoradas gracias a la radiación:
1
Características químicas
La tubería de metal plástico es resistente a varias soluciones químicas.
2
Conservación de forma
Tras la flexión la tubería de metal plástico conserva la forma necesaria, lo que
facilita y hace más rápido el ensamblaje de conexiones de tuberías y su
explotación posterior.
3
Resistencia al desgaste
La capa interior de la tubería de metal plástico está hecha del polietileno reticulado de alta resistencia. Lo que garantiza el desgaste mínimo aun con una alta velocidad de flujo. Esta característica permite fabricar la tubería de agua con la presión interior alta. Además, la tubería de metal plástico es resistente a múltiples y bruscos saltos de presión y temperatura.
4
Coeficiente de dilatación térmica
Gracias a la capa de aluminio el coeficiente de dilatación térmica de la tubería de metal plástico es de 0,025 mm/mNC).
5
Resistencia térmica
Permite usar la tubería en el montaje de los sistemas de conducción
de agua caliente.
6
Seguridad eléctrica
La estructura especial de las conexiones de tuberías permite interrumpir el contacto eléctrico e instalar una barrera para evitar la destrucción prematura del sistema debido al impacto de los campos eléctricos.
7
Sostenibilidad ecológica
Los tubos de metal plástico pueden usarse en cualquier tipo de tubería de agua potable. Gracias a que la capa exterior del tubo está hecha de polietileno o polipropileno reticulados no es necesario recurrir a medios de protección para evitar su corrosión por fuera ni hace falta pintarlo.
Reticulación de los tubos termocontraíbles y acoplamientos
El sistema está diseñado para la reticulación de los tubos termocontraíbles y acoplamientos por radiación. Este sistema cuenta con un equipamiento único que permite reticular los polímeros en todo el diámetro de tubo. Gracias a tal tecnología se asegura la uniformidad de la dosis y como consecuencia la uniformidad del material reticulado.

El rendimiento del aparato depende del artículo a tratar.
El diámetro de la tubería a enrollar puede alcanzar 250 mm y el espesor de pared
del material puede alcanzar 25 mm.


La principal tarea de los tubos termocontraíbles es el aislamiento de contactos, pero, además, existen otras opciones de explotación de estos dispositivos:
1
Asentamiento en el encastre del poste de madera o de metal de las líneas de transporte de energía eléctrica para su protección contra la corrosión y prevención de la putrefacción de madera en la tierra.
2
Aislamiento del ambiente agresivo de los tubos de metal y de agua.
3
Mejoras en la ergonomía de los mangos de herramientas e inventario deportivo debido al uso de los tubos nervados y de aletas.
4
Hermetización de juntas longitudinales del haz de cables. Además de su aislamiento exterior gracias a una cinta especial se consigue el llenado máximo y aislamiento del espacio entre los hilos.
5
Protección del cable contra altas temperaturas. Hay artículos cuyo margen de funcionamiento de temperatura es entre -65 y +260 grados. Lo que permite asegurar su funcionamiento en las condiciones de trabajo extremas al lado de las fuentes de fuego abierto o calor. Esas marcas se llaman las de teflón o de fluoropolímeroc.
6
Transformación de las herramientas comunes en las herramientas aisladas, por ejemplo, gracias al aislamiento de la punta de destornillador.
El aislamiento termocontraíble se basa en el efecto térmico de memoria. Lo alcanzan mediante radiación. Si, por ejemplo, someter el polímero a la ionización por un haz de electrones potente, entonces a nivel molecular tiene lugar la unión de macromoléculas contiguas. Esta tecnología se llama la reticulación transversal. El mismo polímero se queda más elástico gracias a esta operación y con el calentamiento el artículo adquiere su forma y tamaño iniciales.

En teoría se puede repetir este procedimiento una cantidad de veces infinita. Si Ud. dispusiera de un dispositivo para su calentamiento y ensanchamiento, el artículo sería de aplicación múltiple. Con eso se puede almacenarlo en su estado inicial decenas de años. Siempre y cuando se observen ciertos requerimientos, las características y la calidad de artículo no depende tanto de su fecha de producción.

Actualmente el tubo termocontraíble ha adquirido gran importancia comercial y técnica en todo el mundo. Pero sus principales áreas de explotación siguen siendo la electrónica e ingeniería eléctrica.
Incombustibilidad
El material del que se produce el artículo es muy importante. En particular gracias a su composición se puede determinar con antelación las características necesarias. Si, por ejemplo, a su composición se le añaden los ignífugos, entonces el tubo adquirirá las características del material autoextintor y lo marcarán con el índice Ignífugo.

Esto no quiere decir que no se inflame. Pero salvo que haya una fuente de fuego externa, se apagará. Lo que se consigue debido a los retardantes de fuego que impiden el acceso del oxígeno al lugar de inflamación.
Reticulación de cables
El sistema está diseñado para reticular los cables mediante radiación. Este sistema cuenta con un equipamiento único que permite reticular los polímeros en todo el diámetro de tubo. Gracias a tal tecnología se asegura la uniformidad de la dosis y como consecuencia la uniformidad del material reticulado.

El rendimiento del aparato depende del artículo a tratar.
El diámetro de la tubería a enrollar puede alcanzar 250 mm y el espesor de pared
del material puede alcanzar 25 mm.

La reticulación de polímeros mediante radiación ionizante permite seleccionar varios tipos de la materia prima, además, ofrece más posibilidades en el diseño y producción de los cables. Se puede reticular en la misma etapa del proceso de elaboración no solo los cables aislados, sino varios cables retorcidos o un conjunto de hilos y cables. Cuando su uso requiere que los cables tengan el aislamiento interior, que es sensible a la radiación, se retícula solamente la capa exterior. A solicitud del Cliente la empresa ofrece la asesoría para optimizar la dosis de radiación y el tipo de compuesto polimérico a usar, lo que permite determinar la mejor opción, teniendo en cuenta las especificaciones técnicas y gastos. Estas posibilidades hacen la reticulación de polímeros mediante radiación competitiva entre otras formas de reticulación existentes.

Además, se puede usar los cables con reticulación transversal en los cables de unión para los sistemas fotovoltaicos. Solo los cables con reticulación transversal pueden satisfacer los requerimientos legales a la temperatura de funcionamiento y a la resistencia al arco, además, resistir a los impactos industriales, como la lluvia ácida, gases de escape, ozono y otras sustancias químicas. A diferencia de la reticulación como una reacción química, en caso de la reticulación mediante radiación la reticulación de la capa aislante doble se lleva a cabo en una sola etapa, lo que es característico para los cables fotovoltaicos.

Además de buenas propiedades dieléctricas, el aislamiento del polietileno reticulado ofrece el margen de las temperaturas de funcionamiento más amplio que en caso de otros materiales, y características mecánicas mejoradas. La sustitución de los cables con el aislamiento de papel impregnado por los cables con el aislamiento de polímeros reticulados se debe a una serie de sus ventajas irrebatibles:
1
Explotación más segura.
2
Gastos reducidos en la reconstitución y mantenimiento de las líneas de cables.
3
Bajas pérdidas en el dieléctrico de los cables (coeficiente de pérdidas dieléctricas 0,001 en vez de 0,008).
4
Mejor rendimiento de paso gracias al aumento de la temperatura máxima de calentamiento de los hilos.
5
La corriente más alta de la resistencia térmica.
6
Absorción de humedad baja.
7
Montaje y explotación más ecológicos (ausencia de plomo, aceite, betún).
8
Ausencia de restricciones en cuanto al nivel de la colocación de cables.
9
Mejor resistencia a la presión térmica.
10
Mejor resistencia a los aceites y sustancias químicas.
11
Mejor resistencia a la hidrólisis.
12
Mejor resistencia a flexiones (margen de seguridad para la resistencia a flexiones).
13
Características de frotamiento mejoradas.
14
Mejor resistencia a la decrepitación bajo tensión.